Aeroespacial

Le ponemos alas a tu negocio

Cuando la calidad marca la diferencia, elije un socio de calidad

La fabricación de un avión destaca por los elevados estándares de seguridad y calidad que caracterizan a cada uno de sus componentes, cuya fiabilidad está garantizada por rigurosos controles de calidad. Por este motivo, los tubos aeronáuticos deben trabajarse en estricto cumplimiento del diseño de taller, fruto de profundos estudios de ingeniería. Los tubos utilizados en aeronáutica no deben presentar marcas ni pliegues, que podrían provocar grietas o roturas, poniendo en riesgo la seguridad de los pasajeros. Por esta razón, se realizan con materiales resistentes y ligeros, pero con un espesor reducido, como el aluminio, el titanio y el inconel.Estos materiales nobles tienen costes de producción elevados y requieren un mecanizado preciso que minimice el desperdicio y los errores. Desde hace más de 70 años, Crippa trabaja junto con los principales fabricantes de aviones civiles y militares, realizando células curvadoras de tubos extremadamente rígidas y confiables, que permiten realizar curvas de altísima calidad desde el primer intento. Pero la experiencia de Crippa no se limita a la curvatura. También en el sector aeroespacial estamos en condiciones de suministrar células de trabajo con carga y descarga integradas, sistemas de control, marcado y conformado, así como personalizaciones ad hoc que se ajustan a los requisitos específicos de cada cliente.